¿Qué es un Seguro de Vida y Para qué Sirve?

 

El seguro de vida  es un tipo de seguro que cubre los siguientes riesgos:

  • Muerte
  • Invalidez o Incapacidad

Un Seguro de vida es un producto destinado a la protección económica de la familia, que sirve para garantizar el pago de un capital al beneficiario en caso de producirse el fallecimiento del asegurado, pero además te proporcionará ingresos en caso de una invalidez absoluta por accidente o enfermedad o invalidez profesional.

 

El Seguro de Vida es un instrumento que permite salir adelante a la familia en caso de que fallezca o quede inválido alguno de los miembros que aportan ingresos al hogar

 

Los ingresos de un hogar en España se desploman de media entre un 30% y un 40% cuando muere o queda incapacitado para trabajar el cabeza de familia

 

 

El valor que contrates dependerá principalmente de las Necesidades que tengas:

  • Familiares a tu cargo
  • Hipoteca
  • Pago de Deudas
  • Educación de tus hijos
  • Gastos de Sepelio en caso de fallecimiento

 

El capital indemnizado por el Seguro de Vida te permite:

  • Cubrir tus deudas pendientes: Hipoteca, Préstamos peronales.
  • Mantener el nivel económico de tu familia.

 

Un Seguro de Vida debería cubrir entre tres y cinco veces los ingresos anuales de la unidad familiar

 

Si ganas, por ejemplo, 24.000 € al año, deberás asegurar  un capital de 120.000€. Si además tienes hipoteca , deberás sumarle el importe de lo que te queda por pagar, si todavía estás pagando el coche, sumále también el importe de las cuotas pendientes. Tienes que tener en cuenta, si tus hijos todavía son pequeños o si ya se pueden ganar la vida, si tu mujer o tu marido, tienen recursos propios o dependen de tu aportación económica

 

¿Cuándo es mejor contratar un Seguro de Vida?

 

Según Unespa, lo habitual es que el Seguro de Vida, se contrate a partir de los 30 años, y la mayoría de los expertos coinciden en que la edad idónea para contratar este tipo de seguros es entre los 30 y los 50 años, puesto que en esta franja de edad es cuando las personas tienen más cargas familiares y económicas. Lo habitual es que puedas contratar este seguro hasta los 65 años.

 

Si tienes 40 años, tienes hijos, hipoteca y eres el principal proveedor de ingresos de tu familia, eres el candidato a contratar un Seguro de Vida

 

«Nosotros pensamos que siempre es un buen momento para contratar un Seguro de Vida que lleve incluida la garantía de invalidez, puesto que como ya te hemos comentado en otros artículos, las prestaciones de la Seguridad Social no son suficientes«

 

¿Quién es el Beneficiario?

Para que lo tengas claro, en un seguro hay siempre 3 figuras

  • Tomador: Es la persona que Contrata el Seguro, es decir, a nombre de quien va el Seguro.
  • Asegurado: Es la persona a quien protege el Seguro
  • Beneficiario: Es la persona que recibe la indemnización

 

Ejemplo:

Tu puedes contratar un Seguro de Vida (Tomador), pero a quien aseguras es a tu mujer/marido (Asegurado) y los que percibirían la indemnización que podrían ser vuestros hijos, son los beneficiarios

 

El Beneficiario de un Seguro de Vida, en el caso de Fallecimiento del asegurado, serán aquellas personas designadas por el Tomador o el Asegurado. Lo más habitual es que sea el cónyuge, los hijos. En el caso de Invalidez, el beneficiario es el asegurado.

Debes tener en cuenta que cuando designas un beneficiario en un Seguro de Vida, éste tiene derecho preferente sobre los herederos legales. La designación se realiza en el momento de la contratación de la póliza, pero puedes cambiarlo cuando lo consideres oportuno.

 

Los Seguros de Vida cubren exclusivamente a una persona. Si en la unidad familiar, dos miembros de la familia aportan los ingresos necesarios para el sostenimiento de la familia, es necesario tener dos seguros de vida.

 

Y si uno de los miembros se dedica a las labores domésticas y al cuidado de los hijos, también debería contratar un seguro de vida. Sabemos que no es un trabajo remunerado, pero ¿Quién se ocuparía de las labores domésticas y el cuidado de los hijos?

 

Factores que se tienen en cuenta a la hora de contratar un Seguro de Vida

 

 

 

 

A la hora de contratar un Seguro de Vida, las compañías aseguradoras tienen en cuenta diversos factores:

  • Estado de Salud. Lo habitual es que tengas que cubrir un cuestionario de Salud. Si ya tienes una Enfermedad preexistente, como por ejemplo la Diabetes, puedes contratar la póliza bien con un recargo o bien con una exclusión de la enfermedad. Los requisitos para verificar el estado de salud, dependerán de cada compañía aseguradora, es posible, que puedan solicitarte, además del cuestionario de salud, alguna prueba médica.
  • Profesión. Es posible que la actividad profesional que realices implique algún riesgo, por lo que en ese caso, la compañía aseguradora valorará si acepta el riesgo mediante un sobrecargo en la prima o bien te indicará si no es viable la contratación de la póliza.
  • Práctica de Deportes de Riesgo. Si practicas deportes de riesgo, deberás indicar cuáles, para que la compañía pueda valorar si el riesgo es asumible también con un sobrecargo en la póliza o si se excluyen de la contratación de la póliza.
  • Información Financiera. Si el capital que quieres asegurar es demasiado elevado, es posible que la compañía aseguradora te requiera un informe de tu situación financiera.

 

En los tres casos anteriores es muy importante facilitar toda la información que nos requieran y que ésta sea VERAZ, dado que en caso de tener que hacer uso de las garantías del Seguro, estas pueden ser rechazadas. Por ejemplo, si falleces por una dolencia que no habías declarado previamente, lo más probable es que tu seguro no se haga cargo.

 

¿Cómo Cobrar  un Seguro de Vida?

 

En primer lugar debes comunicar a la compañía aseguradora la invalidez o el fallecimiento del asegurado. A partir de ese momento los beneficiarios deberán realizar todos los trámites que la compañía aseguradora les requiera:

  • Presentar el dictamen de incapacidad de la Seguridad Social
  • Certificado de defunción
  • Informes Mécicos
  • Informes judiciales si la muerte se produce por accidente
  • Testamento
  • Certificado de últimas voluntades

 

Se puede dar el caso que un miembro de la unidad familiar fallezca y desconozcas si tenía un seguro de vida contratado. Tranquilo, podrás comprobarlo, eso sí, tendrás que realizar algunos trámites:

  • Ponte en contacto con el  Registro de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. En este órgano, dependiente del Ministerio de Economía te informarán de todos los seguros de vida que la persona fallecida tenía contratada. Es posible que te encuentres con varios seguros, puesto que en muchos casos, estos van asociados a la contratación de tarjetas o cuentas bancarias…etc.
  • Descárgate el Formulario 790-006 de la Web del Ministerio de Justicia. Este formulario sirve para solicitar un certificado de contratos de seguros con cobertura de fallecimiento. Te requerirán que aportes documentación, como el certificado de defunción o las últimas voluntades, además de pagar las tasas correspondientes. Importante, deberás presentarlo antes de 15 días desde la fecha de defunción. Ellos te contestarán en un plazo máximo de 7 días, con los seguros que tenía contratados y con qué compañías.
  • Acudir a la Compañía Aseguradora con la información que has recabado y solicitar la indemnización, siempre y cuando tú seas el beneficiario. 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Hola somos el Equipo de Serpe Seguros
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by